español | awajún | tikuna | kichwa

Presentación

FORMABIAP, pionera de la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial

Ríos de Saber consiste en una muestra interactiva de hechos culturales que los pueblos indígenas consideramos importantes.

Esta actividad realizada por los alumnos indígenas del programa de educación bilingüe intercultural FORMABIAP quiere sensibilizar a los futuros maestros, a los pueblos indígenas de la Amazonia, así como a toda la ciudadanía del Perú, de la importancia de salvaguardar este patrimonio cultural inmaterial.

Se accede a Ríos de Saber a través de un mapa que sitúa donde los pueblos indígenas crean y trasmiten este patrimonio. Este proyecto pretende también familiarizar a todos sus participantes con las nuevas tecnologías con el objetivo educativo de fomentar la inclusión digital de los alumnos indígenas. La idea es recuperar patrimonio del pasado y del presente aprendiendo la tecnología del futuro.

¡¡La muestra cuenta con más de 150 elementos: una entrada al azar...!!
Título:Origen del icaro para curar la picadura de la víbora (en Shawi: “Kuhkuwi Ya’wan penu’i a’chinisu’”)
Conocedor:Julio Pizango Huiñapi
De que se trata:En este relato se narra como Kuhkuwi (Águila) enseñó a sus hijos el icaro para curar la picadura de la víbora.
Quién está relacionado:La familia, la comunidad, el bosque, los animales y los seres de la naturaleza.
Como se trasmite el conocimiento:Los conocimientos se transmiten de forma oral, los abuelos(as) sabios en el pueblo Shawi relatan la historia en la noche de luna y también en la madrugada alrededor de la fogata.
Que objetos estan asociados: El hombre ysu esposa, los hijos, víbora, plantas, kuhkuwi, Wanka’ (águilas) y la casa.
Documentación textual:En el pueblo Shawi antiguamente los animales también eran personas como: Kuhkuwi (Águila), Anashipaya (zorra). Kuhkuwi se casó con la Anashipaya. Entonces tuvieron varios hijos. Kuhkuwi conocía muchos icaros, pero los más importantes eran los icaros para curar enfermedades que se presentaban en la vida cotidiana. Un dia Kuhkuwi llegó a ser viejo y se sentía muy cansado, cierto día le dijo a su mujer:- ¡Yo ya me siento muy viejo, no puedo más tengo que morir para poder rejuvenecer! Y cuando llegue a morir no me entierres, porque de cinco meses volveré a la casa joven. Y su esposa le dijo: Ya marido cumpliré todo lo que me digas.
Al día siguiente Kuhkuwi amaneció muerto, su esposa llevó su cuerpo a la parte de atrás de la casa y ahí lo puso. La zorra cada día que amanecía se iba a verlo y así pasaron los días. Pero cierto día la esposa se fue muy temprano a verlo, pero el Kuhkuwi ya no estaba. La zorra regresó a la casa y les contó lo sucedido a sus hijos. Los hijos decían que su padre volveria pronto.
La esposa esperó todos los meses indicados, pero el Kuhkuwi no apareció. La esposa entonces decidió ir a buscar a Kuhkuwi. La esposa fue preguntando a las demás personas y ellos le iban diciendo donde podría estar ubicado su marido y así pudo llegar a ni’ninan (donde están los tigres o donde viven los tigres). En este lugar pudo encontrar a su marido quien era joven y se encontraba en la hamaca con una cría de tigre. Cuando la mujer de Kuhkuwi llegó ante su presencia, éste le preguntó: ¿Cómo has llegado, quien te dijo? Ahí la esposa le contó cómo llegó y quienes le dijeron, entonces Kuhkuwi le dijo a su esposa que lleve a bañar a la cría que estaba con él en la hamaca. La esposa molesta tomó a la cría y fue a bañarla. Como la mujer estaba renegando, la cría se desprendió de sus manos y se arrojó al agua escapando al encuentro con su madre. La mujer regresó donde Kuhkuwi y le dijo: la cría se ha escapó y Kuhkuwi le respondió: ¿Cómo? Si la madre de la cría se entera te comerá. Tienes que irte ahora mismo, regresa a la casa antes de que llegue su madre, corre.
La zorra salió lo más rápido que pudo del lugar. Después de un rato que la zorra escapó, llego la madre de la cría y le preguntó a Kuhkuwi: ¿Quién vino a este lugar? a lo que Kuhkuwi le respondió que su esposa era la que había venido. Entonces la madre de la cría le dijo: ¡La devoraré! Diciendo esto salió en busca de la zorra, la siguió lo más rápido que pudo, pero no la pudo alcanzar.
La zorra cuando llegó a su casa le contó a sus hijos que había encontrado a su padre durmiendo en una hamaca con una cría de tigre, que por eso su papá no va regresar y que la madre de la cría la estuvo siguiendo para que se la coma, pero que no pudo alcanzarla, y que ella se irá a ver a Wa’an (zorro) para casarme con él. Y así fue, la zorra fue a buscar al zorro, y se casó con él (Wa’an), y juntos regresaron a la casa de la zorra. Al día siguiente muy temprano los nuevos esposos se fueron a recolectar tanan pihtu (sacha pandisho) y cuando ellos estaban en el monte recolectando, Kuhkuwi muy joven llegó a la casa y preguntó a sus hijos: ¿Dónde está su mamá? a lo que sus hijos le respondieron que su mamá ayer se había casado con Wa’an, y en la mañana se fueron recolectar sacha pandisho. Kuhkuwi se enojó y les dijo: Yo estaba enseñando a las personas a no morir eternamente cuando lleguen a ser viejas o cuando se enfermen, les enseñaba a que dentro de pocos días después de muertas, vuelvan a la vida, pero como su mamá no me ha hecho caso, desde hoy las generaciones que vienen van a morir eternamente.
Bueno hijos siéntense, ahora les enseñaré el icaro para curar las picaduras de víboras, porque yo ya no estaré con ustedes. Cuando a su mamá le pique una víbora recitarán esto:
-Kuhkuwi, kuhkuwia’wa
-Wahtapiwi, Wahtawia’wa
Kuhkuwi mahparin piminkurin.
Kuhkuwia’wa a’shin piminkurin.
Wahtawi, Wahtawia’wa.
Wahtawi mahparin piminkurin.
Wahtawia’wa a’shin pimincurin.
-Pe’sayo, pe’sayua’wa.
Pe’sayu mahpari piminkurin.
Pe’sayua’wa a’shin piminkurin.
-Pa’wante’, Pa’wantea’wa.
Pa’wante’mahparin piminkurin.
Pa’wantea’wa a’shin piminkurin...
llévense siempre este icaro en la mente. Cuando regrese su mamá, si los manda a traer la olla que esta boca abajo, no vayan a traerla. Diciendo esto se desapareció.
La zorra y Wa’an llegaron en la tarde del monte. Los hijos dijeron a su mamá: ¡mamá mi papá vino, hace un momento ha estado con nosotros conversando! Y de pronto en un momento desapareció.
¡Donde esta ese estúpido! ¡Recién llegó ese haragán! Bueno que vaya a vivir con su tigresa, dijo la zorra.
Luego la zorra llamó a sus hijos: Diciéndoles que traigan la olla para cocinar pandisho. Sin embargo ningunos de sus hijos le obedeció.
Entonces la mamá se fue renegando a traer la olla, cuando levanto la olla, salió un gergón y le picó. Ayauuuuu Wa’an ven a matar a esta víbora que me ha picado. Inmediatamente Wa’an fue en su auxilio y el gergón se lanzó encima de Wa’an y también le picó.
Viendo esto el hijo mayor preguntó: ¿cómo nos dijo papá para icarar la picadura de la víbora? Así se preguntaron unos a otros pero ninguno de los mayores lo sabía. Mientras el hijo menor que estaba sentadito a lado de la tushpa respondió que su papá dijo así: y empezó a contarle a sus hermanos. Y luego dijo tráeme tabaco y empezó a icararle a su mamá. Mientras que le icaraba a su mamá. Wa’an murió. Solo a la zorra la sanaron. Por eso muchos sabios dicen que este icaro no lo saben todos. Y cuando no icaran a la persona que le ha picado la víbora o no lo tratan a tiempo muere el paciente. Todos los hijos del Kuhkuwi no aprendieron el ritual y por eso Wa’an murió antes de que lo traten. Por estas razones en el pueblo Shawi cuando alguien le pica la víbora la curan o lo sanan con el icaro que enseño el Águila.
Pueblo:Shawi
Lugar:Peru, Loreto, Alto amazonas, Jeberos - Bellavista
Colector:Moises PIZANGO LANCHA
Fecha de colección:02/12/2013
Consultar la ficha completa >>>